Awakening: Capítulo 146


2° capítulo patrocinado.

Patrocinado por:

  • Felipe Uresti M.

 


-Retirada-

Influenciada por las películas o literaturas occidentales, un montón de chicas de edad entre niñas y adolescentes más o menos fantasearían sobre tener a un guapo y fuerte caballero que siempre las protegería.

Nota del autor: El caballero de aquí no se refiere a una persona montando una motocicleta o bicicleta.

NC: autor… no es ni bicicleta ni motocicleta… a lo que te refieres es al típico príncipe azul con el maldito caballo blanco…

Cuando las adolescentes crecían en mujeres jóvenes, junto con el incremento de edad y experiencia, lentamente se volverían obsesionadas con un actor real y guapo.

NT: Debería ser “estrella” en vez de “actor”, pero lo cambié debido a que no encajaba el “guapo”…

Al mirar al hombre frente a ella que ocupaba el lugar exclusivamente reservado para un Caballero, actualmente comprometido en una intensa confrontación con ese monstruo, Naoko, además de angustia y preocupación, no tenía alegría.

Había varias heridas profundas y penetrantes en su omóplato, constantemente desbordándose con sangre. Esas fueron solo las heridas que recibió protegiéndola.

Si esto fuera una situación normal, Lei Yin estaría encantado de encontrarse con tal oponente.

La fuerza en cada ataque de este tipo y la velocidad no eran algo que un humano normal pueda soportar.

Si tenía un cuchillo en la mano, Lei Yin no pondría este nivel de oponente en sus ojos. Pero esta suposición en las circunstancias actuales no fue establecida.

Naoko estaba parada justo detrás de él, por lo que él no podía dar un paso atrás.

Este tipo de acción se sentía realmente bien, pero sabía que él no podría retrasar esto por demasiado tiempo debido a que sus heridas continuaron sangrando.

Este monstruo no sólo tiene garras afiladas, su piel y carne también eran gruesas, golpeándolos sentía como golpear un neumático.

Aunque Lei Yin se quejaba incesantemente en su corazón, Eiko Kotoshi quien corrió desde el exterior en realidad tenía otro sentimiento.

No podía imaginar que haya un ser humano que pueda luchar un combate mano a mano con un monstruo de este nivel.

Mirando extrañamente a la persona que estaba actualmente en una lucha feroz, tenía la sensación de que esos dos combatientes eran inhumanos.

Pero obviamente, ese hombre era mucho más hábil.

Él usó una muy ingeniosa o debería decir, una técnica maravillosa para deshacerse de sus garras, y entonces pudo oír un sonido audible de duro golpe contra el cuerpo de ese tipo.

 

*****

 

Aunque ella ha sido un conductor gratis para esa cosa esta noche, hasta ahora, Eiko Kotoshi nunca vio la apariencia real de este pequeño señor pasajero.

Desde lejos, parecía un ser humano normal, porque estaba erguido como un hombre, pero lo más importante era, ¿estaba usando un par de pantalones con una camisa gris?.

Esta ropa ultra-vanguardista hizo que la policía femenina pensara en aquellas ropas sintéticas que los amos ponían a sus mascotas.

Aunque ese pedazo de ropa ha sido rota y harapienta, y pudo también ser usado por un vagabundo, era de hecho una llamada camisa. De los puntos dañados de esa camisa, la policía femenina pudo ver claramente el pelo amarillo-marrón dentro.

Comparado con la camisa, ese par de pantalones estaba mucho más completo. Sólo estaba cubierto de tierra haciendo que las personas no pudieran ver el color original.

Debido a que esa cosa estaba enfrentando al hombre, no pudo ver su cara y sólo vio algo similar a pelo amarillo en su cabeza.

Las dos partes de su cuerpo que pueden ser llamadas manos también fueron cubiertas con pelaje amarillo-marrón. La razón por la que ella pensó anteriormente que eran mucho más grandes de lo normal, fue quizás debido a esas pieles. En la sección de los dedos, pudo ver claramente las largas y afiladas garras negras.

Esto hizo que Eiko Kotoshi recordara a la mítica criatura llamada “Hombre lobo.”

“La mujer con un arma de allí, ¿todavía tiene tiempo para ver este animado espectáculo?.” Incluso en esta situación de intercambio intenso, Lei Yin todavía tenía una cierta percepción del entorno que lo rodea. Además, esa mujer estaba de pie detrás de la espalda del monstruo, él podía verla usando sólo su visión periférica.

Al oír la voz de regaño del hombre, Eiko Kotoshi se despertó de la conmoción, pero también se sintió muy incómoda con la actitud del hombre.

Aunque no estaba dispuesta, sabía lo que debía hacer. Por lo tanto, corrió hacia allí.

Para ser honesto, Lei Yin no quería dejar que esta mujer repentinamente apareciera en medio de esto, pero ahora la situación se ha vuelto cada vez más desventajosa para él.

Usando toda su fuerza interna, los golpes de Lei Yin parecían bastante efectivos. La bestia estaba silbando de dolor. Pero parecía que esa cosa nunca se encontró con tales golpes, lo cual sólo lo hizo completamente enfurecido. Sus ojos completamente inyectados de sangre emitieron una débil luz roja. Las danzas de las garras negras brillantes produjeron el sonido del viento chocante, bajo su rabia violenta, solamente quería rasgar al enemigo de frente en pedazos.

Aunque el ataque de su oponente era bastante repetitivo, la situación de Lei Yin era aún más desfavorable.

De su herida en la espalda, la sangre continuó derramándose y empapó todo su abrigo. La sensación de golpe que se estaba debilitando cada vez más era evidente.

Si este fuera Lei Yin en su apogeo, este nivel de oponente, incluso si no tenía ninguna arma, siempre y cuando envíe su mejor disparo no necesitaba enviar el segundo disparo. Pero hacer que su cuerpo llegara a su apogeo era realmente evasivo.

Una vez, él tuvo mucha suerte, reencarnó en el cuerpo de un niño menor de ocho años. Alcanzó su su ápice después de estar completamente inmerso en la práctica por casi dos décadas. Desde entonces, nunca llegó a ese pináculo del estado de la humanidad de nuevo.

NT: Oh vaya, más información de su pasado…anótenlo xD

Pero debido a que el cuerpo que ocupó en este momento estaba atrofiado, los meridianos estaban bloqueados, la hora de práctica era demasiado corta y por otras varias razones, sólo alcanzó el 20% de su capacidad de apogeo. Para aplastar a una persona es más que suficiente, pero para hacer una lucha cuerpo a cuerpo con un monstruo, es algo inadecuado. Por supuesto, si hay un arma en su mano, eso es otro asunto.

Aparentemente capaz de oler el aroma familiar de la pólvora de Eiko Kotoshi en el barril (del revolver), antes de que ella se acercara, esa cosa ligeramente giró su cabeza y miró a esta policía femenina.

De esa breve mirada, Eiko Kotoshi finalmente vio la apariencia de esa cosa.

Ella no vio los colmillos proyectados imaginarios, pero ciertamente, la agudeza de sus dientes no es muy diferente que la de los lobos salvajes. Ese rostro severamente distorsionado, completamente cubierto de largos cabellos le hizo recordar las representaciones del antiguo simio en el libro ilustrado de la clase de biología de la escuela secundaria.

El odio de esa cosa hacia la policía femenina parecía ser más intenso que hacia Lei Yin. Cuando la vio, dejó de inmediato a Lei Yin y corrió hacia ella.

Dos disparos agudos sonaron en el estacionamiento vacío, causando ecos muy incómodos.

Aunque estaba furioso, el recuerdo del arma en sus manos estaba todavía fresco en su mente.

Cuando se encontraba a decenas de metros de distancia de ella, vio a la mujer sosteniendo la cosa negra, e inmediatamente hizo una acción rápida que era completamente incompatible con su tamaño corporal; Rápidamente saltó sobre el techo de un coche cercano, y apenas esquivó la bala parpadeante. Y luego, como Tarzán, constantemente saltó encima de los coches por todo el camino hacia la dirección de la salida para huir.

Eiko Kotoshi inmediatamente lo siguió por detrás y disparó un tiro; La bala rozó el borde de su cuero cabelludo. Después de eso, rugió en voz alta, aumentó su velocidad, y rápidamente saltó del estacionamiento.

Después de ver al monstruo y la mujer salir corriendo, Lei Yin suspiró aliviado. Entonces sintió un estallido de mareo y rápidamente puso una mano en el coche para sostener su cuerpo.

“Lei, ¿qué te pasó?.” Naoko lloró mientras lo sostenía. Justo ahora, debido a que tenía miedo de desviar su atención, no se atrevió a llamarlo, pero ahora viéndolo cubierto de sangre, ya no podía aguantarse más.

“No tengas miedo, estoy bien. Ayúdame a quitarme mi abrigo, luego desgárralo y átalo a mi herida.” Debido al sangrado excesivo, Lei Yin sintió que todo su cuerpo se estaba enfriando.

Naoko se mordió los labios para no llorar y rápidamente se quitó su abrigo.

Viendo al lado de las cinco heridas de carne en su espalda, también había huesos profundamente visibles con terribles heridas profundas, Naoko sintió como si su corazón fuera traspasado por un cuchillo.

Después de usar toda su fuerza para desgarrar el abrigo, no fue capaz de abrirla. Justo como en una pesadilla siendo perseguida por un monstruo y no poder correr rápido.

Ya que no pudo desgarrarla a mano, quiso usar sus dientes para morderla, pero el resultado siguió siendo el mismo.

“Tonta…..no lo fuerces, la calidad de este abrigo es bastante buena. No hay necesidad de romperlo…. Solo úsalo para presionar mi herida. Esperaremos aquí por la ambulancia.” Lei Yin la consoló y se sentó lentamente en el suelo.

Por desgracia, las heridas estaban en su espalda, de lo contrario, podía detener el sangrado usando la técnica de acupuntura. Lei Yin sonrió amargamente en su corazón.

Mientras trataba de apretar duramente su herida, Naoko llamó a una ambulancia.

Durante la larga espera, Naoko miró ansiosamente la salida.

“No te preocupes, siempre y cuando….sigas presionando, se puede detener el sangrado. No voy a morir a causa de estas pequeñas heridas. Pero parece, que no puedo ir al cine contigo esta noche.”

“Lei…..” Naoko lloró en silencio.

 

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **

 


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

11 comentarios

  1. Casi siempre estoy a favor del harem pero en esta ocasión quisiera que el autor no ponga mas personajes con sentimientos hacia el prota, con Naoko basta y sobra! XD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s