Awakening: Capítulo 131


-Pasado-

En el hermoso y vasto ambiente del campus, como en la preparatoria, unas gafas de borde negro, Kazumi con el cabello hasta los hombros caminó en silencio.

Ahora es mayo, hace un mes, después de una excitante ceremonia de apertura, Kazumi oficialmente se convirtió en una estudiante universitaria ordinario de la Universidad de Teikyo en el distrito de Hachioji.

Al darse cuenta de su sueño, volviéndose una estudiante de una universidad de primera clase, Kazumi se encontró a sí misma no tan emocionada por ello. Su expresión seguía siendo indiferente, dejando a la gente dificultad para acercarse a ella.

En febrero de este año, su madre finalmente se casó con Ryutaro Maeda. En cuanto a esto, ella sinceramente dio sus bendiciones. Sólo ella sabe lo solitaria que estaba su madre después de tantos años. En cuanto a Ryutaro Maeda, él es su padre actual, aunque él no la forzó a que lo llamara así. Él es un testarudo pero muy hombre de principios, también es bueno con su madre y ella misma, y ​​debería ser llamado un buen hombre.

La boda fue sencilla y cálida ese día, Rumiko y Ryutaro no invitaron a muchas personas, sólo algunos amigos familiares y familiares.

En la boda, Rumiko sonrió maravillosamente, y Kazumi encontró por primera vez que su madre con el vestido de novia resultó ser tan hermosa. ¿Cada mujer en este tiempo será particularmente hermosa?.

Más tarde en el baño, sin embargo, Kazumi escuchó las lágrimas constantes de su madre.

Su grito estaba lleno de tristeza, aunque el sonido era tan suave y gentil.

Kazumi sabía que recordaba a esa persona, que se suponía que debía aparecer en ese momento, pero que no había aparecido.

NT:  :´C

Pasó un año y él al final no volvió.

Después de la continua investigación de Maeda, además de su registro de salida, Maeda fue completamente incapaz de encontrar otra información.

Ciertamente no fue secuestrado, ni puesto bajo arresto domiciliario, estaba afuera solo, el personal del aeropuerto que lo vio puede probarlo. ¿Pero por qué tenía que ir a Estados Unidos, un lugar tan lejano?.

La investigación cayó completamente en un cuello de botella. Incluso fue clasificado como una persona desaparecida por la policía.

‘Él es un mentiroso. Dijo que volvería  pronto. Pero al final, no cumplió su promesa.

¿No sabe que mamá y Rumi derramarían lágrimas preocupándose por él?.

Tal vez sabía que no volvería, así que cuando lo vi por última vez esa noche, puso una gran suma de dinero en una tarjeta bancaria y se la dio a mamá. Si lo hubiera detenido, todo estaría bien.

Si no fuera por el apoyo de Maeda por ese lado, mamá podría haber caído realmente.

Pero ¿qué hay de Rumi? ¿Qué hay de esa niña ingenua y un poco descarada?.’

En un año, cuando ella despertó en medio de la noche, Kazumi a menudo escuchaba el bajo sonido de sollozo de ese tipo en su habitación.

NT: No sé cómo se traduce “In a year’s time”…. ¿En unos años?…….

El tren de pensamientos de Kazumi fue repentinamente interrumpido por el sonido de su teléfono sonando.

 

*****

 

En un luminoso y limpio restaurante, una adolescente hermosa y tranquila, como una hermosa pintura, atrajo la atención involuntaria de todos los jóvenes.

Ella no era el tipo de chica sexy bombástica, pero cualquier mujer de pie junto a ella no podía ocultar su presencia. La chica era como una perla, elegantemente emitió una luz sutil pero excitante.

Basada en su apariencia, probablemente todavía era una estudiante de secundaria. Su largo cabello negro casualmente atado hasta su cintura, excepto por la cinta amarilla pálida, no había otros adornos en su cabeza. La piel de su cara es blanca y delicada, sin un poco de marcas de maquillaje. Pero la gente que la ha visto pensará que una piel tan hermosa sería un desperdicio si se ponía maquillaje.

Ella se sentó en silencio, a veces levantó la copa sobre la mesa para beber, la escena en sí es una imagen digna de un hermoso cartel.

En ese momento, una chica con gafas de borde negra llegó al frente de la mesa de la chica para sentarse.

“Lo siento, llego tarde.”

“Kazumi, has venido.” Rumi levantó su cabeza y la miró con un poco de sorpresa agradable.

“¿Qué estás pensando, ni siquiera sabes que vine?.” Preguntó Kazumi.

“No es nada, ¿tienes hambre? Ordena la comida primero.” Rumi empujó el menú sobre la mesa en frente de ella.

Kazumi asintió y recogió el menú.

Después de ordenar la comida, Kazumi levantó la vista y observó a la chica enfrente de ella.

“¿Qué pasa Kazumi, tengo algo en la cara?.” Rumi involuntariamente se limpió la cara con su mano.

“No, simplemente no te he visto por mucho tiempo, de repente te has encontrado cada vez más hermosa” Dijo Kazumi con una sonrisa.

La chica Kendo repentinamente se sonrojó y balbuceó: “No, no digas tonterías.”

Al verla tan tímida como siempre, Kazumi pensó que era muy interesante.

“¿Lo estás haciendo bien? ¿Es divertida la universidad?.” No pudiendo soportar la mirada de Kazumi, la chica Kendo rápidamente desvió el tema.

“Más o menos, sólo un poco más de libertad que la preparatoria. ¿Qué hay de ti? Ahora que estás en tercer grado, ¿qué te parece ser la hermana mayor?.” Kazumi tomó un sorbo de té y dijo.

“Está bien, cuando empecé a ser llamada hermana mayor, estuve algo incomoda, pero luego me adapté gradualmente a ello.”  Dijo Rumi con una sonrisa.

“¿Cómo está mi mamá? He estado ocupado estudiando recientemente, y no he estado en casa por casi un mes.”

“Tía está en buena salud, pero tío Maeda estaba viajando mucho últimamente. No te preocupes, voy a cuidar bien de la tía.”

“También debería prestar atención a su propio cuerpo, ¿Qué hay de tus clubes de la escuela?.”

“Debido a que estuve ocupada recientemente con la tarea, fui al club Kendo hace unos días, pero no he ido al club de béisbol.” Respondió Rumi.

Al oírla decir eso, Kazumi se sintió aliviado. Esto era lo que más le preocupaba, ya que Rumi solía estar demasiada avergonzado para rechazar la actividad del club, eso podría afectar su trabajo escolar.

“Kazumi, espero hasta que tengas el tiempo, ¿puedes acompañarme para buscar libros de referencia?.” Mientras comía, Rumi levantó la mirada y preguntó.

“No hay problema. ¿Quieres aplicar a la Universidad a la que asisto?.” Preguntó Kazumi.

“Sí, quiero estudiar…..en la misma universidad que tú, Kazumi.” Al terminar la frase, la chica bajó su cabeza en silencio.

“¿De Verdad? También estoy deseando volverme la hermana mayor de Rumi.” Al ver cómo su mirada hacia abajo, Kazumi dijo con una sonrisa irónica.

“Lo siento, quiero ir al baño.” Con eso, Rumi dejó su asiento.

Al observarla caminar más y más rápido, Kazumi suspiró.

Con el fin de no abrir la herida, ellos tratarán de evitar mencionar a ese tipo. Pero, ¿es realmente útil?.

En el baño, Rumi se golpeó la mejilla con las manos, y luego susurró en el espejo: “Rumi, no llores, recuerda, no llores.”

Pero las lágrimas no la escucharon, corrieron por su rostro.

“Si lloras, sería mejor.” De repente, una voz vino desde al lado.

Rumi se volteó para mirar y vio a una mujer muy hermosa. Se lavaba lentamente las manos.

Después de lavarse las manos, la mujer le dijo a la chica: “Las lágrimas son la riqueza de una mujer, cuanto mayor es la edad, la posibilidad de estallar en lágrimas se hará cada vez menos. Mientras sigas siendo joven, deja que tus lágrimas salgan.”

Mirando los cálidos ojos de la mujer, las lágrimas de Rumi continuaron derramándose.

“¿Rompistes con el novio?.” Después de un tiempo, la mujer le entregó un pañuelo.

“Gracias.” Rumi muy agradecida recibió el pañuelo.

“Renunciar a una chica como tú, ese hombre no vale tus lágrimas.” Esa mujer miró cuidadosamente a la chica con una mirada fija y luego dijo.

“No es así.” Rumi apretó el pañuelo en la mano y negó con la cabeza.

Al ver su rostro triste, la mujer no volvió a hablar, y lentamente salió de la habitación.

“Lo siento, Kazumi, por dejarte esperar tanto.” Después de regresar del baño, Rumi le pidió disculpas con calma.

Por sus ojos ligeramente hinchados, Kazumi fingió no ver y dijo con una sonrisa: “No importa. Date prisa y come, después de un minuto vamos a comprar los libros de referencia.”

“Está bien.” Rumi miró hacia abajo y comió algo.

Después de arreglar sus cuentas, las dos chicas salieron de la puerta del restaurante.

No muy lejos de la puerta, Rumi vio a una mujer bonita sentada en un coche deportivo rojo. Sin pensar demasiado, Rumi rápidamente corrió por allí.

“Realmente gracias por lo de ahora.” Al llegar al lado de la mujer, Rumi le hizo un gesto de agradecimiento y le dijo.

La mujer se dio la vuelta, miró a la chica ligeramente corto de aire por correr ante de ella y sonrió.

“¿Vienes aquí para decir esta frase?.”

“Sí.” Rumi asintió su cabeza.

La mujer sonrió y prendió el coche.

Después de encender el coche, desde la ventana, la mujer le dijo: “Todavía eres una niña. Pero me gustas mucho.” Con eso, cerró la ventana y se alejó.

Rumi observó con mirada desconcertada el coche deportivo alejándose cada vez más lejos.

“Rumi, ¿conoces a esa persona?.” Kazumi fue a ella a preguntar.

“No la conozco, solo la conocí una vez cuando estaba en el baño.” Respondió Rumi.

“Resultó ser así.” Dijo Kazumi, y luego miró en la dirección donde el coche deportivo desapareció.

Si no se equivoca, esa persona parece ser la mujer que conoció en el funeral ese día, la amante del anciano de la familia. No esperaba encontrarla aquí.

 

*****

 

“Madam Yaka, esta es mi hija, Hasebe Naoko. Por favor, aconseje.” Dijo la madre de Naoko a la mujer de mediana edad opuesta.

“Hace tiempo escuché que el Direcor Hasebe tiene dos hijas muy hermosas, ahora al verla con mis propios ojos, ella es realmente incomparablemente hermosa. Este es mi hijo, Yaka Kawashiro; Este año acaba de graduarse de la Universidad de Harvard. A la hora de la graduación, su mentor quería que él enseñara allí, pero debido a que quería ayudar a su padre a manejar los negocios, rechazó la solicitud de su mentor.” La Sra. Yaka un poco orgullosamente presentó a su hijo.

Hasebe Shohata elogió: “Tu hijo es realmente joven y prometedor, en el futuro, definitivamente se convertirá en la mano derecha del Sr. Yaka. Naoko, ven a saludar a la señora Yaka y al Sr. Kawashiro.”

“Hola, Sra. Yaka, Sr. Kawashiro, hola.” Naoko inclinó su cintura para saludarlos y dijo.

“Eres demasiado amable, señorita Hasebe.” Yaka Kawashiro estuvo un poco emocionado al ver a la persona absolutamente hermosa delante de él.

Estando acostumbrado a la cultura de libertad de los Estados Unidos, Yaka Kawashiro odia esta clase de citas a ciegas. Pero debido a que fue forzado por sus padres, él aceptó a regañadientes. En las dos primeras citas a ciegas, él realmente tuvo suficiente de esas princesas ricas faltas de modestia. Una de ellas es incluso más exagerado que incluso necesita buscar el consentimiento de su madre para comer un snack.

Estas princesas, no son como la gente común imagina, que todos ellas son tan hermosas. Al menos, él había visto algunas de ellos, sólo unas pocas agradables a sus ojos.

Para esta cita a ciegas, no tenía mucha esperanza.

Pero, desde que vio a Hasebe Naoko por primera vez ahora, su corazón no se ralentizó.

Fue muy afortunado de no rechazar esta cita a ciegas, o había perdido una tierna y absolutamente hermosa belleza de primer nivel.

Cuando las dos mujeres de mediana edad estaban haciendo bromas monótonas, Yaka Kawashiro miró fijamente a la opuesta Naoko.

Viendo los ojos de Yaka Kawashiro aparentemente no pudiendo esperar para tragar a Naoko, Hasebe Shohata y la Sra. Yaka no pudieron evitar sonreír.

“Dejen que los dos jóvenes hablen, nuestras dos viejas serán una molestia aquí, Kawashiro, ¿por qué no llevas a la señorita Hasebe al exterior para dar un paseo? ¿Qué te parece, señora Hasebe?.” Preguntó la señora Yaka a Hasebe Shohata.

“Esta proposición es muy buena. Naoko, sal con el señor Kawashiro.” Hasebe Shohata respondió de inmediato.

“Señorita Hasebe, ¿quieres salir conmigo?.” Yaka Kawashiro dijo con plena esperanza.

Naoko pensó por un momento, luego levantó la vista y dijo: “Entonces, lo molestaré, señor Kawashiro.”

Al ver que estaba de acuerdo, Yaka Kawashiro feliz y delirante, inmediatamente se levantó.

“Madre, me voy ahora.” Dijo Naoko a su madre.

“Em, diviértete.” Hasebe Shohata estaba llena de sonrisa.

Después de saludar también a la Sra. Yaka, Naoko salió de ese sereno restaurante. Yaka Kawashiro, por supuesto, la siguió inmediatamente después.

“Señorita Naoko, ¿tienes algún lugar en particular al que quieras ir?.” En el auto, Yaka Kawashiro dijo ansiosamente.

“Si es posible, quiero ir a una cafetería cercana.” Respondió Naoko.

“Muy bien.” Yaka Kawashiro llevó de inmediato el coche a la cafetería a doscientos metros de distancia a la izquierda.

Después de aparcar el coche, las dos personas entraron en la cafetería.

Después de obtener sus respectivos cafés, Yaka Kawashiro continuamente creó el tema para hablar con Naoko, con la esperanza de reunir más información sobre la preferencia de esta belleza.

Después de responder varias de sus preguntas, Naoko bebió su café mientras escuchaba cortésmente la charla sobre su estudio (de él) en los Estados Unidos.

Después de tomar una taza de café, Naoko sintió que no debía rellenar su taza vacía y le dijo a Yaka Kawashiro: “Sr. Yaka, tengo algo que decirte.”

“Señorita Naoko, por favor no lo dudes. Si no te molesta, puedes llamarme Kawashiro.” Dijo muy ansiosamente Yaka Kawashiro.

Naoko alzó la vista y dijo: “Sr. Yaka, creía que eres como yo, siendo obligado por los padres a venir a la cita a ciegas. Con la condición del Sr. Yaka, creo que usted puede encontrar su compañero ideal que es su igual. Si no hay nada más, quiero volver. Muchas gracias por la hospitalidad del Sr. Yaka.” Después de inclinarse ante él, Naoko se puso de pie.

Yaka Kawashiro fue tonto, nunca pensó que de repente diría que quería volver.

“Señorita Naoko, ¿tiene algo urgente? Si es así, puedo llevarte allí.” Yaka Kawashiro inmediatamente le dijo.

“No tengo nada en particular, simplemente no quiero perder el tiempo del Sr. Yaka.” Respondió Naoko.

“¿Cómo se puede llamar esto perder el tiempo? Me gusta estar junto con la señorita Naoko.” Yaka Kawashiro también se puso de pie y dijo.

Naoko le dijo a Yaka Kawashiro: “Sr. Yaka, debes ir a buscar a alguien que sea más adecuado para ser tu pareja, por favor no pierdas tu tiempo.”

“No, señorita Naoko, desde que te vi por primera vez, me gustaste, señorita Naoko, por favor, dame una oportunidad.” Yaka Kawashiro le confesó directamente.

Naoko alzó sus hermosas cejas y dijo con una cara recta: “Sr. Yaka, ya tengo una persona favorita. Aparte de él, no voy a aceptar a nadie. Por favor, no pierdas el tiempo conmigo.

¿Qué? ¿Es eso verdad?.” Yaka Kawashiro dijo sorprendido.

“Si, es verdad. Si no hay nada mas, me voy Sr. Yaka.” Después de otra ritual reverencia, Naoko caminó hacia la puerta.

Yaka Kawashiro miró fijamente con la mirada vacía a su hermosa figura caminando cada vez más y más lejos, y por un largo tiempo no pudo decir una palabra.

NT: Oh diablos, otro posible acosador!!! >:c

 


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

4 comentarios

  1. E WE….. como es posible que nadie te reprochara por esto??

    “Si, es verdad. Si no hay nada [mpas], me [voym] Sr. Yaka.” Después de otra ritual reverencia, Naoko caminó hacia la puerta.”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s