Awakening: Capítulo 130


Yooo~~~ Aqui está de nuevo kamisama…..Hoy, estoy on fire…….estuve traduciendo desde que abrí mis ojos….aqui tienen 5 caps…..si me es posible, hoy mismo doy otros 5 más……

Otra cosa, estos caps, son……JODIDAMENTE LARGOS!!!!! SUPER LARGOS!!!!! Contando estos 5 caps…..son un total de 12,869 palabras!!!!! Esto es el equivalente de aquel dia cuando saque 30 caps de Sonomono……. Y eso que seguiré traduciendo…. quizá alcance los 20 mil……..

¡ALABENME, HUMANOS!


-Iglesia-

A doscientos kilómetros de la ciudad de Boston, cerca de un pequeño pueblo pesquero llamado Norman. Toda la población del pueblo pesquero es de aproximadamente trescientas personas. Un pequeño pueblo pesquero de este tamaño puede ser visto en todas partes en el área circundante de Boston.

Al Este del pueblo pesquero cerca del mar, hay una no pequeña Iglesia Católica. La iglesia tiene una historia de más de veinte años. Al principio, cuando la iglesia era muy pequeña, sólo treinta personas podían sentarse dentro. Aun así, es la única iglesia dentro de los cercanos doscientos  kilómetros. Por esta razón, aquellos creyentes religiosos viviendo cerca por más de hace 10 años, lanzaron una actividad de donaciones a gran escala. La iglesia entonces repentinamente se expandió mucho, convirtiéndose en la escala de hoy en día.

La iglesia es muy tranquila la mayoría del tiempo de los días laborables. Hasta el domingo, cuando la mayoría de los creyentes manejarían o montarían hacía la iglesia para rendir culto. Además, en eventos importantes, como el Día de Acción de Gracias o Navidad, estaría muy animado aquí.

NT: Bueno, decían “drive or ride” yo lo veo cómo manejar de coche, y montar bici, ride que yo sepa es montar y es más para objetos como bici, moto, caballo, etc, mientras drive es para coches, camionetas, etc……

A las ocho de la noche, un joven que llevaba un arete en su oreja izquierda abrió la puerta trasera de la iglesia.

Después de entrar, el joven fue directamente al segundo piso, y luego caminó a la habitación donde descansaba el sacerdote.

Después de que el joven tocó a la puerta unas cuantas veces, hubo una voz del padre Marshall: “¿Eres tú, Robin?”

“Sí, Padre.” Dijo el joven y luego abrió la puerta.

“¿Qué puedo hacer por ti?” Preguntó el Padre Marshall de cincuenta años de edad.

“Padre, ¿lo has olvidado? ¿No querías que te ayudara a conseguir algunos antiinflamatorios con la gasa? Estas son las cosas que quieres.” Robin puso el paquete sobre la mesa.

“Casi lo olvido, gracias. ¿Cuánto te debo?”

“Olvídalo, en cualquier caso, estas cosas no costaron mucho dinero.” Robin declinó la oferta.

“No, ahora que te has mudado, necesitas un montón de dinero.” El padre Marshall le entregó varios billetes.

Robin no insistió, tomó el dinero y luego dijo: “No creas que soy verboso, pero Padre, realmente no necesitas ser tan bueno con ese polizón. Le ruego que lo entregue rápidamente a la policía local.”

“No puedo hacer eso, debiste haber visto que todo su cuerpo está herido. Si lo entregaba a la policía, ellos podrían repatriarlo de inmediato. Pero el problema es, que ni siquiera sabe quién es.” El padre Marshall dijo con una mirada recta.

NT: Supongo que eso de repatriar, es algo como reportarlo al país para que lo saquen……

“Padre, ¿realmente crees que él está sufriendo de amnesia? Para un polizón como él, siempre y cuando ellos puedan permanecer en los Estados Unidos, harán cualquier cosa. Padre, debes escuchar mi consejo y entregarlo a la policía.” Robin agitó su mano y dijo.

“No, le creo. De sus ojos, pude ver que no me mentía.”

“¡Ay!, realmente lamento haberlo traído desde la playa hasta aquí. Si supiera, debí haberlo llevarlo directamente a la comisaría.” Dijo Robin un poco a regañadientes.

“Siempre has sido un buen chico. Incluso si esto sucede una vez más, creo que todavía lo salvarás.” El padre Marshall dijo con una sonrisa.

Robin estaba un poco estupefacto. De hecho, tampoco quiso notificar a la policía. Cerca del lugar donde vivía, también había unas cuantas personas que se contrabandeaban así mismos hacia Estados Unidos para trabajar. A pesar de que ellos usualmente trabajan muy duro y ganaban mucho menos dinero, casi todos ellos gastan decenas de miles de dólares para colarse allí. Si la policía los captura y los repatría, todos sus anteriores esfuerzos se convertirán en nada. Basándose en esta actitud inexplicablemente simpática, él no envió al hombre a la comisaría.

“Por cierto, ¿cómo están la Hermana Mary y la Hermana Jill recientemente?” Robin hizo una pregunta.

Aunque lo dijo sin mostrar ninguna expresión, cuando se trató del nombre de la Hermana Jill, el Padre Marshall pudo ver un rastro de preocupación mostrado en su rostro.

“Ellas lo están haciendo muy bien. La Hermana Jill te extraña, y algunas veces me pregunta por tu situación. Deberías ir a verla.” Dijo el padre Marshall.

“¿Dónde está ahora?” Robin pensó por un momento y preguntó.

“Ella está en la habitación cuidando de él.”

“¿Qué? ¿Cómo podría ser esto?” Robin gritó en voz alta.

El padre Marshall una vez fue joven, y naturalmente sabía sobre que le preocupaba. Él sonrió y dijo: “No te preocupes, él no es el tipo de persona que te imaginaste. Si no estás seguro, puedes ir y  verlos.”

“En realidad, no tengo nada sobre qué preocuparme. Pero no he hablado a la Hermana Jill por tanto tiempo. Ahora voy ir a verla.” Con eso, Robin se puso de pie y estaba listo para salir a toda prisa.

“Robin, por favor, ayúdame a llevar la medicina y la gasa a la Hermana Jill.” El Padre Marshall lo llamó y le entregó la bolsa sobre la mesa.

“Lo sé.” Robin estaba ardiendo con impaciencia, después de recibir la bolsa, inmediatamente salió.

Al mirar a Robin irse a toda prisa, el Padre Marshall no pudo evitar suspirar.

Robin era un huérfano. Cuando era muy joven, el Padre Marshall lo tomó como hijo adoptivo. Él ha estado en esta iglesia por quince años completos. En esos muchos años, el Padre Marshall lo observó crecer lentamente hasta convertirse en un adulto, el tipo de paternidad de alegría era indescriptible. A pesar de que tenía la intención de dejar que Robin heredara su carrera para convertirse en sacerdote. A Robin, al igual que otros jóvenes, tiene más anhelo por el mundo exterior, así que, el Padre Marshall no lo forzó.

Aunque no quería volverse un sacerdote, fue educado en una limpia y tranquila vida en una iglesia. Por lo tanto, no era como los otros jóvenes adictos al tabaco y el alcohol, drogas o teniendo diversión. Esto era con lo que el Padre Marshall se sentía más complacido.

Pero hace tres años, cuando la hermana Jill fue asignada a trabajar en la iglesia, Robin comenzó a cambiar. Se volvió decadente, a menudo salía toda la noche, con cuerpo lleno con el olor del irritante hedor del alcohol. Más tarde, Robin finalmente dejó la iglesia y se mudó a vivir fuera.

El Padre Marshall sabía que la razón por la que resultó de esta manera fue porque se enamoró de la Hermana Jill. Pero esta era una relación sin salida. Él sabía mejor que nadie que la Hermana Jill no es leal a nadie sino al Señor.

Robin fue a la habitación al final del segundo piso. El hombre ahora vivía en esa habitación.

Cuando llegó a la puerta y estuvo a punto de tocar, de repente escuchó la voz de alguien. Inmediatamente detuvo su mano.

“Koger, ¿por qué eres tan terco? La Biblia es la Palabra de Dios, ¿cómo puedes decir esa tipo de cosas?” Robin escuchó el reproche de la Hermana Jill pero con el habitual tono gentil.

“Aunque no recuerdo nada, sentí que debía creer que hay una entidad misteriosa que puede dictar el destino del mundo y el de todas las personas. Pero, ¿es realmente lo mismo como lo describe en la Biblia?” El que hablaba era el hombre llamado Koger. Debido a que no recordaba nada, el padre Marshall le ayudó tomando el nombre de “Koger”, este nombre significa “olvidar”.

“Pero esto no prueba que las enseñanzas de la Biblia están equivocadas. Las enseñanzas anteriores están destinadas a reducir el crimen.” La Hermana Jill continuó.

“Si en acuerdo estricto con las enseñanzas bíblicas, entonces cada persona en el mundo está cometiendo un delito todo el tiempo. Chatear con amigos puede ser un pecado, gastar energía para preparar comidas deliciosas hace un pecado de glotonería, pensar de los demás como un tonto viola el crimen de criticar, incluso si en el día lluvioso estás de mal humor es un pecado. Permítanme darte un ejemplo: De los diez mandamientos de la Biblia, ‘no debes cometer adulterio’. De acuerdo a esta doctrina, esto incluye no sólo prohibir una relación marital fuera del legítimo cónyuge, sino también prohibir que uno incluso piense sobre ello. ¿No crees que este dogma es demasiado severo? Esto es inconsistente con la misericordia de Dios. La Biblia también dijo que el cuerpo humano es débil, susceptible a la tentación del Diablo, así que necesitamos fortalecer nuestra mente. Sin embargo, cuando un hombre normal ve a una mujer hermosa en un traje sexy, inevitablemente comenzará a fantasear, esto es un fenómeno psicológico normal, o debería decir que este es un instinto animal, como muchos hombres en los Estados Unidos que les gusta comprar revistas ‘Playboy’ para adultos. Extraño, ¿cómo podría saber este tipo de cosas de ‘Playboy’?” Cuando llegó a la última oración, el hombre llamado Koger de repente preguntó extrañamente.

“Eso es porque eres un pervertido.” Robin ya no pudo aguantarse, abrió la puerta y miró sin piedad al hombre acostado en la cama.

“Resultó ser Robin, ¿cuándo viniste?” Dijo alegremente la Hermana Jill.

“Hermana Jill, buenas noches.” Robin saludó a la joven aprendiz que aún no había sido ordenado a monja.

“No sabes nada Koger, ¿cómo te atreves a hablar sobre cosas absurdas acerca de la misericordia de Dios? Si no tienes ninguna lesión, te golpearé sin piedad.” Robin se volteó hacia el hombre de la cama y lo regañó.

El hombre de la cama lo miró y luego dijo: “En la Edad Media, debido a cuestiones religiosas, la personas  fueron quemadas y matadas en gran número. Esto no fue la voluntad de Dios, sino solo el método que la gente usaba para lograr su propósito, disfrazándolo en el nombre de Dios. No soy un clérigo, ¿estoy equivocado al dudar de la doctrina?”

“¡Tú….bastardo!”

“Deja de tontear, su herida todavía no está bien.” Viendo la forma en que Robin estaba a punto de hacer su movimiento, la Hermana Jill se apresuró a sostenerlo.

“Por favor, déjame ir, Hermana Jill, quiero enseñarle a este tipo arrogante una lección.”

“Robin, no puedes hacer eso. ¿Hacer un movimiento contra un hombre herido es algo que alguien que cree en Dios supuestamente haga?” La Hermana Jill dijo muy seriamente.

Al ver su expresión, Robin no intentó hacer su movimiento de nuevo, después de un tiempo, dijo: “Lo siento, Hermana Jill. Solo soy demasiado impulsivo.”

“Robin, tienes que controlar tu emoción.” La hermana Jill soltó su mano.

“Este es la medicina con la gasa que el Padre Marshall me pidió que te diera.” Robin le entregó las cosas en su mano.

“Gracias. La gasa acaba de acabarse hoy. Afortunadamente, lo trajiste pronto.” La Hermana Jill dijo con una sonrisa.

Al mirar su cálida y conmovedora sonrisa, Robin no pudo evitar estar distraído.

“Hermana Jill, ¿esta es la medicina y la gasa que se usará en mí?” El hombre llamado Koger de repente le preguntó.

“Sí.” Respondió la hermana Jill.

Koger se volteó hacia Robin y dijo: “Aunque tengo puntos de vista que son diferentes de los tuyos, todavía me gustaría agradecerte por enviarme estas cosas. Muchas gracias.”

Robin no pensó que él le agradecería, por un momento, no supo qué decir.

La Hermana Jill vino a la cabecera de la cama de Koger y dijo: “Desde que la gasa ha llegado, ahora te ayudaré a cambiarla.”

“Hermana Jill, déjame cambiarlo. Después de todo, él es un hombre.” Sin esperar por una apertura, Robin dijo rápidamente. Esta no era su buena intención, simplemente no quería que la Hermana Jill entrara en contacto con el cuerpo del chico.

“Eso también es bueno, adelante entonces. Pero tienes que tener cuidado, su herida acaba de sanar, si eres demasiado duro se abrirá de nuevo.” La Hermana Jill pensó por un momento y luego dijo.

“Lo sé.” Después de que Robin le dio a ese tipo una mirada sucia, llegó a su cama.

Cuando desató la gasa vieja, Robin no pudo evitar tomar un respiro profundo. Aunque Robin vio las heridas de su cuerpo cuando lo salvó en la playa, al ver ahora que casi todo su cuerpo estaba cubierto de heridas aterradoras, no pudo imaginar exactamente cómo sobrevivió el hombre. Pero lo extraño era que, cuando lo vio en la playa, su herida no sangraba, o Robin tendría que haber informado a la Policía para llamar a una ambulancia en lugar de llevarlo de vuelta a la iglesia.

Aunque la mayoría de las heridas han cicatrizado, todavía había varias heridas grandes no completamente curadas, la gasa se fijó firmemente sobre su parte superior. Si quieres cambiar la gasa tienes que arrancarlos. Pero eso podría arrancar la piel de las heridas. Pero al final, Robin endureció su corazón para tirar de la gasa entera. Y luego, después de aplicar la medicina, los enrolló con la nueva gasa.

Al observarlo sudar sudor frío en su frente, aguantando el dolor pero tratando de no gritar, Robin no pudo evitar admirarlo.

“Hermana Jill, más tarde, vendré a ayudarlo a cambiar la gasa todos los días.” Mirando a la pálida Hermana Jill a un lado, y sabiendo que la cosa que ella tenía más miedo era esta escena sangrienta, Robin dijo muy tristemente.

“¿Estás seguro?” Preguntó la Hermana Jill sorprendida.

“Sí.”

“Muchas gracias, Robin. Uh, lo siento, yo fui ruda.” La hermana Jill no pudo evitar alegrarse, pero rápidamente se dio cuenta que su actuación estuvo por debajo del comportamiento de una monja, inmediatamente se detuvo y dijo torpemente.

Al verla raramente tan feliz, una sonrisa apareció en la cara de Robin.

 

 


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s