Hail the king: Capítulo 15


Buenas, he vuelto con el capítulo de hoy y el ultimo de esta semana, volveré el miércoles con más capítulos ~ Aunque no lo crean, también tengo vida, a veces… se supone.

Anyway, cualquier falta de ortografía o detalles similares me avisan c: Pues usualmente los capítulos que posteo nunca son del mismo día, los traduje un par de días antes por lo que cuando se me pasa algo, usualmente no me doy cuenta.


– ¿La cura? –

Para los soldados que no tenían ninguna chance de sobrevivir, existía una forma en la que podían ser ‘eutanasiados’ – Usando un pequeño pero mortal martillo para clavar una aguja en el punto débil en la parte de atrás de la cabeza. Eso los mataría instantáneamente sin sentir ningún dolor.

Para heridas como las que tenía Pierce, la ‘eutanasia’ tenía que ser realizada.

Sin embargo, después de considerar que Pierce era uno de los hombres más fuertes en Chambord, el hecho de que el solo había destruido dos escaleras de asedio durante la batalla, y las palabras en contra de tal acto por parte del segundo comandante de la guardia real Brook, el todavía no había sido eutanasiado todavía.

“¿Cómo se encuentra?” Fei le preguntó al doctor, esperando conseguir buenas noticias.

“Lo lamento mucho, su majestad. Hicimos lo mejor que pudimos, pero sus órganos internos fueron sacudidos y casi desgarrados hasta abrirse. ¡Incluso el alto sacerdote de la Santa Iglesia no puede hacer nada al respecto!”

“¿Sacerdotes?”

Esta palabra llamó la atención de Fei, pero este no era el momento para preguntar ese tipo de preguntas. Fei tenía que encontrar una solución al problema.

Otros dos doctores se acercaron y rindieron una reverencia ante Fei; uno estaba sujetando una bandeja de madera. Un pequeño martillo y una aguja que se veía bastante extraña estaban sobre esta – eran las herramientas para la eutanasia. Pierce era la última persona gravemente herida en el ala médica. A pesar de que se había desmayado, todos podían ver que su cuerpo estaba sufriendo mucho dolor. Estas heridas seguramente no lo podían matar inmediatamente, pero la sangre de sus heridas y boca fluía como agua del grifo.

Un doctor que se veía un tanto más viejo levantó a Pierce del suelo. El otro puso la aguja en la parte de atrás de la cabeza de Pierce y levantó el martillo con su otro brazo.

“¡Esperen!”

Fei tuvo que detener las acciones de los doctores.

Él simplemente no podía permitir que un verdadero guerrero muriera de esta forma. Verdaderos guerreros merecían morir en el campo de batalla. Una muerte como esta solo traería vergüenza a un hombre como Pierce. Además, Fei no quería que Pierce muriera.

“Pero… ¿Cómo puedo salvarlo?” Fei tenía que pensar rápido.

En ese momento, como si Pierce sintiera la tensión en la habitación, despertó. Él vio al Rey Alexander parado en frente de él, también a los doctores. Eventualmente, sus ojos se enfocaron en el martillo. Una sonrisa iluminó su cara: “Kekeke… ¿Ya es mi turno? Adelante……”

Pirce no le dijo nada a Fei. Se desmayó antes de que Fei sorprendiera a todos, por lo que él no sabía que el Rey retardado era ahora el héroe de Chambord.

El doctor levantó el martillo de Nuevo.

“Espera…”

Fei lo detuvo de Nuevo. Él miró a Pierce, quien perdía y ganaba la consciencia constantemente, y luego una idea pasó por su mente, “Pierce, se cómo salvarte, pero puede que tengas que sufrir mucho dolor.” Dijo Fei.

“¿Tu? Ha… Re…… Rey Alexander, este…… este chiste no es g…… gracioso. Si en verdad te importan tus soldados, entonces por…… por favor dispone un poco de pan para mi…… ¡mi pobre hija Louise!”

Aunque Pierce no estaba consciente en su totalidad, él no confiaba en lo absoluto en el Rey que se encontraba en frente suyo. “¿Confiar en las palabras de un retrasado? ¿Crees que yo soy un retardado igual?” Solo cuando el hombre habló de su hija, Fei pudo ver preocupación en la cara del hombre que no le temía ni a la espada del enemigo.

“¿Que? ¿Te asusta el dolor?” Fei agachó su cuerpo y se burló de Pierce.

Él lo hizo a propósito; ¡funcionó como un hechizo! Pierce fácilmente calló en la trampa.

El hombre de temperamento estaba enfurecido. Como un león cuya pareja había sido cazada, Pierce intentó sentarse con dificultad, causando que todas sus heridas sangraran de nuevo, “Ha……haha……ha. Yo…… ¿Yo asustado del dolor? Kekeke…… Yo……”

Fei estaba asustado.

Este hombre de verdad tenía un sentido del orgullo bastante alto. Fei no quería irritar a Pierce demasiado o de verdad iba a morir de desangrado.

“Sopórtalo si no tienes miedo del dolor. Hazlo por tu hija.” Fue lo que le dijo a Pierce antes de irse del ala médica.

Justo cuando se marchaba del ala médica, Brook había llegado junto con Ángela y Emma.

Las mejillas de Ángela y las de Emma estaban realmente rojas. Ellas no pudieron evitar observar a Fei cuando lo vieron. Todavía no podían creer lo que habían escuchado.

“Su majestad, Pierce…” Preguntó Brook con esperanza.

“Puede que exista una forma de salvarlo.” Fei no estaba muy seguro sobre su idea. “Solo puedo dar lo mejor de mí en el intento. Si tengo suerte, Pierce no morirá.”

“¡Genial!” La respuesta de Fei sobrepasaba las expectativas de Brook.

Como uno de los comandantes de la guardia del Rey, Brook había visto muchas muertes y heridas. Él sabía exactamente lo severas que eran las heridas de Pierce – la muerte estaba prácticamente garantizada. Él solo le preguntó al Rey por desesperación, pero no esperaba que el Rey en realidad tuviera una cura.

“Oh Brook, una cosa más. ¿Por qué el ala médica está tan… pobre? ¿No tenemos un mejor lugar para que nuestros guerreros descansen?”

Fei estaba muy insatisfecho con la tan llamada ‘ala médica’.

Esta pregunta atrapó a Brook con la guardia abajo. Él quería decir algo, pero se detuvo a sí mismo.

Emma respiraba cansadamente detrás de Brook; no estaba acostumbrada a correr tanto. Después de escuchar la pregunta de Fei, ella no se contuvo en lo absoluto y respondió sarcásticamente; “¿Que acaso esto no es tú culpa? Si no fuera porque ‘su majestad’ le hace caso a todo lo que Gill le dice y porque se le ocurrió vender todos los objetos de valor del ala médica solo para obtener un poco de diversión, y porque expulsó a todos los doctores e incluso sacó las ventanas, tal vez el ala médica no se vería como se ve ahora……”

Fei no sabía que decir.

“Yo de verdad era un retrasado y un imbécil en ese momento……” Pensó Fei.

“¿Hay algunos otros lugares más espaciosos y adecuados para tener a todos los soldados heridos?” Fei le preguntó a Brook sin decirle nada a Emma.

“La iglesia de Chambord, como también la mansión del ministro principal Barzel, pero……pero……” Brook comenzó a hesitar en lo que hablaba.

“¿Pero qué?” A Fei le entró la curiosidad.

Brook no sabía cómo responder la pregunta.

“Los dos lugares que Tío Brook mencionó tienen suficiente espacio para estos soldados, pero Alexander, no puedes simplemente moverlos ahí……” Ángela quien estaba callada hasta ese momento explicó con paciencia: “Los sacerdotes se fueron de Chambord y la iglesia está totalmente cerrada. No tenemos la autoridad para usarla tampoco o si no podemos ser gravemente castigados por la Santa Iglesia. No hay ningún imperio en el Continente de Azeroth que se atreva a ir en contra de las reglas y órdenes de la Santa Iglesia. Además, la mansión del ministro principal Barzel no es muy conveniente por el momento……”

La explicación era bastante pobre. Fei todavía no entendía todo en su totalidad.

Aunque él había heredado los recuerdos del Alexander de antes, su entendimiento de este mundo todavía era bastante mínimo. Él vio que Ángela estaba bastante seria y quiso molestarla un poco, “¿De verdad es la Santa Iglesia tan poderosa? ¿Incluso un Rey no puede darles ordenes?”

La rubia, Emma, comenzó a objetar a Fei de Nuevo, “Cuando los sacerdotes del Castillo se iban, incluso los enemigos que rodearon el castillo no se atrevieron a detenerlos; tenían que dejarlos ir respetuosamente. ¿Qué piensas del poder de la Santa Iglesia ahora? Incluso los imperios más poderosos de nivel 9 no se atreven ir en contra de la Santa Iglesia tan descaradamente.”

Fei se rió nerviosamente y decidió no seguir haciendo hincapié en aquella pregunta.

Sus conocimientos sobre el continente eran muy escasos. Si continuaba preguntando preguntas estúpidas, los otros podrían comenzar a sospechar de él. Rápidamente, él cambió el tema a modo de desviar la atención de los otros tres, “Bueno entonces, ¿existe acaso algún otro lugar aparte de la Iglesia y la mansión del ministro principal Barzel?”

Brook negó con la cabeza.

Ángela y Emma hicieron lo mismo. No tenían ninguna idea tampoco.

Después de escuchar sus respuestas, Fei se frotó la barbilla en lo que pensaba. Estaba considerando la mansión de Barzel, “El hijo de Barzel, Gill, intentó matarme. Si él era así, dudo que su padre sea muy diferente.” Por lo mismo, forzar a este tipo de gente a compartir sus propiedades usando su autoridad como Rey no iba a causar en Fei ningún sentimiento de culpa!

En ese momento –

“¡Conozco otro lugar!” Emma expresó con entusiasmo.

“¿Qué lugar?” Fei, Ángela y Brook quedaron bastante sorprendidos.

NT: Todavía me pregunto si “eutanasiar” es un verbo… al parecer si lo es, pero no me convence, no le creo al español (?)


Capítulo anterior | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s