Awakening: Capítulo 63


¡Hi guys! Aquí esta el 3 ultimo capitulo semanal de Awakening, de esta forma ya completé los capítulos correspondientes de Awakening y Sonomono.

Solo quedan 1 de KotB y 1 de HTK. Si me animo sacó uno de CEO y Swallowed :p

Si encuentran algún error, por favor comentenlo 😉


-Inocente-

Algunas cosas, no importan lo que uno haga, todavía vendrían.

A la mañana siguiente, Masashi fue llamado a la oficina del director.

Al abrir la puerta, vio al obeso director y a su lado izquierdo, sentado allí, estaba un hombre de mediana edad.

Originalmente el director estaba acompañando al hombre de mediana edad con una cara sonriente, al ver a Masashi, él inmediatamente gritó en voz alta: “Gennai Masashi, ¿Qué exactamente hiciste? Ven rápidamente, el Congresista Ikeda ha venido especialmente a buscarte.” Si no fuera por la persona sentado a su lado, él habría señalado al estudiante problemático y maldecirlo.

La boca de Masashi se contrajo mientras caminaba en silencio hacia el Congresista Ikeda.

“¿Eres Gennai Masashi-san?” El severo hombre de mediana edad inesperadamente uso honoríficos.

Masashi frunció el ceño, luego dijo con desdén: “Soy Gennai Masashi, ¿Qué te trae a buscarme?”

“Gennai Masashi, ¿Qué pasa con esa actitud?” El director estaba ansioso mientras rompe en sudor frio. Estaba preparado, siempre y cuando el Congresista Ikeda estuviera feliz, inmediatamente expulsaría a este estudiante problemático para no provocar ningún problema.

Para sorpresa de todos, este hombre de mediana edad se volteó y repentinamente se arrodilló ante Masashi.

Esto casi hizo que los ojos del director se caigan, e incluso Masashi estaba un poco sorprendido.

“Le enseñaré a mi hijo una lección, por ofender al Sr. Gennai, le ruego el perdón de Su Excelencia.” La cabeza del Congresista Ikeda estaba firmemente apoyada contra el suelo.

Masashi se calmó diciendo suavemente: “Después de todo, la persona que lo inicio primero fui yo. ¿No me culpa Sr. Ikeda?.”

“No me atrevo, mi hijo era muy extremo y obstinadamente desobediente, así que debo agradecer a su Excelencia por educarlo. En el futuro, ciertamente le enseñaré a mi hijo de manera estricta y me aseguraré que algo como esto nunca ocurra de nuevo.”

“Ahora que el malentendido se ha resuelto, Sr Ikeda por favor dé mis saludos al estudiante Ikeda.” Masashi salió mientras uno todavía estaba por delante, después de todo, este tipo todavía era un congresista, en frente de los demás, todavía debía darle algo de cara.

“Gracias por la preocupación de su Excelencia. Si todo está bien, me iré primero, lamento mucho por haber desperdiciado el precioso tiempo de estudio de su Excelencia.” El congresista Ikeda se agachó y se inclinó de nuevo.

“Bueno, ten cuidado.” Masashi estaba cansado de esta formalidad hipócrita.

“Estudiante Gennai, tú. . . . . .” Con el Congresista ya desaparecido, el director miró a Masashi como si viera a un monstruo.

“Director, si no hay nada más voy a volver a clases.” Antes de que pudiera terminar, Masashi ya se había marchado con orgullo.

“Bien, bien, cuídate……..” El director se secó su sudor mientras sonreía.

Masashi regresó al aula, pero no encontró nadie allí. Entonces recordó que era educación física, así que los estudiantes tenían que ir al campo.

Sin nada que hacer, miró su cajón y sacó un libro.

No mucho antes de que empezara a leer, oyó pasos que venían de afuera de la puerta. Levantó la vista y vio entrar a Mizato.

Debido a que él siempre estaba mirando hacia la parte de atrás, hasta que entro al aula, y solo vio a Masashi soltar una sonrisa malvada.

Al ver a Masashi, la primera reacción de Mizato fue huir, pero Masashi ya estaba en la puerta esperando por él, quería correr, pero una mano detrás de él inmediatamente le agarró su brazo, sujetando su cuerpo entero contra la pared.

“¡Ya!” Mizato inmediatamente gritó en dolor.

“Mizato-san, no hemos hablado por mucho tiempo, ¿Has estado bien?.”

“Tú, ¿Qué quieres?” Mizato estaba asustado mientras su tez se volvía pálida. Él no supo cuándo, pero de repente vio el flexible pie de Masashi.

“Nada, solo quería charlar con el compañero Mizato.”

“Te lo ruego, déjame ir, ¿Por favor? Me duele la mano.” Mizato dijo.

“Por supuesto, siempre y cuando no corras.” Masashi entonces soltó su mano y le sonrió.

“¿Qué estas tratando de hacer?” Mizato estaba incómodo.

“Si no me equivoco, la clase de ahora es educación física. Me gustaría preguntarte, ¿Por qué Mizato-san regresó aquí?.”

“Yo estoy, estoy un poco incómodo.” Mizato dijo evasivamente.

“Si no estoy imaginando lo anterior, ¿No pusiste algo a mi cajón?”

Al escuchar sus palabras, el rostro de Mizato inmediatamente se volvió pálido. “Yo, no. . . . . .”

Pero antes de que terminara, Masashi repentinamente le agarró por su cuello. “La última vez ¿Ese bastardo de Nagasaki te ordeno que me inculparas?”

“Tú, ¿Cómo sabes eso?” Mizato lo miró fijamente.

Este pequeño picara es realmente solo un niño, con solo un intento cayo en la trampa, Masashi se burló en su corazón.

“Eso es, y te dijo que pusieras la pluma en secreto en mi cajón ¿verdad?”

Mizato asintió a regañadientes.

“¿No te hice una pregunta? Respóndeme.” Masashi le dio una mirada severa.

Mizato estaba asustando de él y rápidamente respondió que sí.

“Puedo dejarte ir, pero debes contarme que ocurrió ese día en detalle. Quiero saber cómo él me tendió una trampa.”

“¿Me dejaras ir?” Mizato dijo escéptico.

“¡Tu abuela! Te dije que rápidamente me dijeras, eres demasiado hablador.” Masashi estaba un poco impaciente.

Mizato no se atrevió a preguntar más e inmediatamente lo dijo.

Solo escuchando unas cuantas palabras, Masashi no pudo evitar dormitar. Al escucharlo durante 15 minutos completos mientras constantemente decía que no era su culpa, rogando misericordia y algunas tonterías como que lamentaba cometer el crimen.

Una vez que terminó, Masashi finalmente soltó un bostezo. Entonces perezosamente dijo: “Mizato, eres el chico más estúpido que he visto.”

“¿Qué?” Mizato lo miró, desconcertado.

“Escucha esto.” Masashi dijo mientras sacaba su celular, y luego bajó su cabeza.

No mucho después, una grabación de su conversación se pudo oír desde el teléfono, y su contenido era solo Mizato siendo el responsable ante el supuesto incidente.

Al escuchar la cinta, Mizato supo que fue engañado e inmediatamente se apresuró a agarrar el teléfono. Pero Masashi lo pateó al suelo.

“¡Creps que soy tan aburrido que incluso escucho a un niño de tres años? ¿Adivina que va a pasar? Nagasaki le pidió a un idiota que fuera el vocero, es el error más fatal que cometió. Ahora vayamos con el director y si puedes involucrar a Nagasaki, entonces tal vez puedas librarte del gancho.” Masashi saltó de la mesa y caminó hacia la puerta.

Mizato de repente corrió en frente de él, se detuvo en la puerta y dijo en voz alta: “¡Dame el teléfono!”

Masashi se burló: “Si tu fueras yo, ¿Lo harías?”

“Dámelo o Yo. . . . . . .”

“De lo contrario, que, ¿Vas a saltar sobre mí? O ¿morir en frente de mí?.”

Mizato repentinamente sacó un cuchillo de su cuerpo, apuntó a Masashi y exclamó: “Yo, voy a decirlo de nuevo, dame el teléfono. . . . . . . .de lo contrario, yo. . . . . .”

Masashi lo miró: “Puedes intentarlo.” Luego paso a paso caminó hacia él.

“No vengas, te digo que pares. . . . . . .¡Para!” Mizato lloró histéricamente.

Masashi se acercó y lo miró, observándolo en silencio, sin hacer nada.

Después de un momento, Mizato repentinamente dejo caer el cuchillo, arrodillándose en frente de él mientras lloraba: “Te lo ruego, déjame ir.”

“No necesito que las personas asuman la responsabilidad por lo que hiciste.” Masashi dijo inexpresivamente, luego se volteó y salió del aula.

Detrás, el sonido de Mizato llorando cada vez más fuerte se pudo escuchar.

…………

“Senpai, ¿Que está pasando contigo? ¿Estas enfermo?” Rumi suavemente tocó su frente.

“Nada, solo pensaba en algo.”

“Hermano, ¿Qué le pasó a Mizato ahora?” Kazumi hizo una taza de té colocándolo delante de Masashi.

“No sé, quizá fue llevado lejos por su familia.”

“Bueno, ahora el nombre de Senpai finalmente está limpio. Solo pensando que ese Nagasaki pudo hacer tal cosa, es indignante.” Rumi dijo enojada.

“Yo te dije, que el estudiante de transferencia no es una buena persona.” Kazumi muy calmadamente bebió algo de té.

“¿Te imaginas como la escuela lidiara con ellos dos?” Rumi preguntó.

“Mizato, ese tipo ciertamente podría ser obligado a irse, mientras que Nagasaki, es difícil decir, probablemente nada le pasará.” Kazumi se burló.

“¿Por qué?”

“Porque en la evidencia solo Mizato admitió su crimen, mientras que Nagasaki simplemente lo negó, nada se le puede hacer. Además, los niños ricos como él podrían haber hablado con la escuela de antemano, así que ¿Por qué perseguirían el asunto?.” Masashi dijo.

“Podría ser que dejemos que algo como esto pase?”

“Eso es difícil de decir.” Masashi repentinamente expuso una sonrisa juguetona.


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

7 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s