Awakening: Capítulo 40


Aquí tienen el segundo capítulo de la semana :3 Ya llegamos a los 40 capítulos :o……Vamos a buen ritmo, estimo que en unos 9 meses ya habré terminado esta novela :v


-Acoso-

“¿Qué quieren?” Kazumi dijo con frialdad.

Cuando las dos entraron en una intersección, de frente, varios hombres repentinamente llegaron a detenerlas.

“Nada, solo queremos pedirte que juegues con nosotros.” Un adolescente con pelo rubio se acercó sonriendo.

“Si se acercan de nuevo, voy a llamar a la policía.” Kazumi sacó su teléfono como si estuviera lista para llamar.

“¿Llamar a la policía? Ah, parece que es demasiado tarde.” El joven rubio aplaudió sus manos y unas personas salieron detrás de la esquina. Además de las cuatro personas en frente de ellas, las dos chicas fueron rodeadas por siete personas. Ellas no tenían una forma para escapar.

Kazumi empujó a Rumi detrás de ella, y al ver al joven de pelo rubio ella dijo: “¿Quién te envió a hacer esto?”

El joven rubio y un hombre muy robusto se miraron el uno al otro por un momento y entonces dijeron: “La mujer es demasiada inteligente, demasiado malo que usted no podrá casarse. No te resistas,  ven obedientemente con nosotros, así vas a sufrir un poco menos. No he encontrado a una pequeña hermana como tu. Quizá mas tarde cambies de opinión y pienses que jugar con nosotros puede ser interesante.” El rubio miserablemente miró a la hermosa chica detrás de Kazumi y junto con los otros hombres, comenzaron a sonreír obscenamente.

“Rumi, espera a que los distraiga, e inmediatamente corres, y no mires atrás. ¿Me escuchas?” Kazumi le susurró a la hermosa chica detrás de ella.

“Entonces ¿Qué hay de ti? ¡Vámonos juntas!.”

“Tienes que escucharme, después de que corras, llama inmediatamente a la policía. De lo contrario, no podremos huir.” Kazumi apretó fuertemente su mano.

Sin esperar la respuesta de Rumi, Kazumi le dijo al joven rubio, “Voy a ir contigo, pero tienes que dejar que ella se vaya.”

El rubio se rió, “¿Crees que nosotros seremos tan fáciles para dejar que se vaya?”

“Dado que es así, entonces vete al infierno………..” Kazumi repentinamente golpeó con bolsa a el rubio quien estaba de pie a su izquierda.

Ese joven fue golpeado por la bolsa en la esquina de los ojos y gritó.

Tomando ventaja de esta oportunidad, Kazumi empujó a Rumi y escapó a través del hueco.

Pero ella no pudo incluso correr unos pocos pasos debido a que Rumi había sido jalada desde atrás.

“¡Ya!.”

“¡Ah!.”

Dos voces sonaron al mismo tiempo. La asustada chica Kendo, reflexivamente acuchilló con la mano a un joven en el puente medio de su nariz. El rubio quien le jaló su pelo, inmediatamente le brotó una hemorragia nasal.

A pesar de que ellas resolvieron un obstáculo, se ralentizaron, haciendo que las personas detrás de ellas pronto las atrapen.

“Maldita sea, aprovechen estas dos chicas. Vamos a jugar con ellas.” El joven teñido se cubrió su nariz y maldijo.

“Kazumi, anda rápidamente.” Rumi le dio una patada a otro joven quien corría hacia ellas.

Kazumi observó a las personas que se acercaban a ella, miró a Rumi, apretó sus dientes y trató de correr lejos.

“Atrapen rápidamente a esa mujer.”  Un joven corpulento al verla, gritó.

Aparentemente respondiendo a sus palabras, varios hombres repentinamente se precipitaron desde el frente de ella y bloquearon a Kazumi en medio de la carretera.

El corazón de Kazumi se congeló, al saber que ella no tenia manera de escapar.

“Hermano…………” Los ojos de Kazumi se llenaron de lagrimas. Ella no se atrevía a imaginar las cosas que ella y Rumi debían enfrentar.

Justo cuando Kazumi estaba en desesperación, varios hombres inesperadamente pasaron mas allá de ella y se dirigieron hacia los jóvenes.

Dado que nadie la agarró, Kazumi miró hacia atrás y se sorprendió.

Ella vio una escena inconcebible. Esos hombres que llegaron tarde, inesperadamente pelearon con los jóvenes.

“¿Quiénes son ustedes…………? ah!” Ese joven rubio no había terminado sus palabras, pero ya había sido golpeado en el estomago por un hombre. Su cuerpo entero fue expulsado a dos metros de distancia y fue incapaz de levantarse de nuevo.

En solo la mitad de un minuto, excepto por el hombre robusto, todos lo demás jóvenes estaban tirados en el suelo por estos hombres, gritando y gimiendo.

“¿Quién diablos son ustedes?” Solo el joven robusto estaba en pie. Él estaba muerto de miedo.

Su oponente es un hombre común. Pero el movimiento del hombre era implacable, rápido y violento como si él nunca vio eso antes.A pesar de que él es un 3°-dan de Karate, fue suprimido por ese hombre y no pudo incluso defenderse.

Él se sintió engañado, el hombre quien le ofreció esta tarea le dijo que solo necesitaba hacer frente a una chica de Kendo. ‘Pero ¿de donde vienen estos chicos?’ – Se preguntó.

“¿Aun no terminan? Tu oponente es solo un principiante.” Un hombre llevando gafas de sol miraba la lucha de las dos personas.

“Lo siento, por favor dame un poco mas de tiempo.” El hombre que peleó con el chico robusto dijo, mientras, él aceleró su movimiento e incrementó su fuerza.

“El tiempo se acaba. Ustedes, lidien con él juntos.” El hombre con gafas de sol dijo a varios hombres que no hacia nada.

“¿¡Cómo puede ser así!?” Al ver que los seis hombres misteriosos se habían apresurado hacia él, el hombre robusto gritó. Él pensó: ‘¿Son estos hombres realmente expertos? ¿Cómo pueden utilizar un método de banda en mí?’

Esto es la denominada fuerza en número. En menos de 10 segundos, ese joven robusto fue golpeado por los hombres y lo dejaron como un cerdo plano. Ellos incluso le dieron varias patadas en su ‘alma’ (pene), haciendo que la gente se pregunte si él podría ser capaz de utilizarlo en el futuro.

“Limpien.” El hombre de gafas de sol hizo un gesto con su mano. Sus hombres inmediatamente actuaron y transportaron eficientemente a esos jóvenes en un callejón cercano.

Las dos chicas vieron esta escena que solo era posible en las películas. Ellas querían correr, pero fueron incapaces de mover sus pies. Al final, ellas solo se quedaron de vie viendo esta escena desde un lado.

“¿Quiénes son ustedes?” Kazumi fue la primera en recuperarse y le preguntó.

El hombre gafas escuchó la pregunta de Kazumi, vaciló y entonces se acercó a ellas.

“¿Qué quieres?” Debido a sus previas experiencias, las dos chicas, de manera natural, dieron un paso atrás.

Justo cuando ellas iban a decir eso, este aparentemente hombre poderoso se quitó sus gafas, y entonces, se inclinó delante de ellas y dijo: “Las dos damas fueron asustadas.”

Kazumi y Rumi se sorprendieron por su actitud respetuosa.

“Gracias, gracias. ¿puedes decirme quienes son ustedes? ¿Por qué quieren ayudarnos?” Kazumi alcanzó a decir estas palabras con gran dificultad.

“Lo siento, no puedo responder estas preguntas. Por favor perdóneme.”

Kazumi no esperaba que el hombre respondiera de esta manera, boquiabierta, dijo: “No hay problema, estoy muy agradecida con ustedes.” Con eso, ella se inclinó para saludar a ese tipo. Rumi, quien estaba de pie detrás de ella, hizo lo mismo.

“Son demasiadas buenas. Dado que todo está bien, nosotros nos despedimos.” Después de regresar la cortesía, el hombre se dio la vuelta para partir. Los varios hombres que habían venido también se fueron con él.

No fue hasta que esas personas desaparecieron por completo, que Kazumi respiró y luego suspiró de alivio. Ella repentinamente sintió todo su cuerpo débil y sus pies temblorosos.

“Kazumi, según tú, ¿Por qué esos hombres querían ayudarnos?” Rumi caminó varios pasos para recoger la bolsa de Kazumi.

“No lo sé.” Kazumi suspiró.

Si no fuera por la llegada oportuna de esos hombres, Kazumi realmente no sabía que sería de ella y Rumi. Al pensar esto, Kazumi se asustó de nuevo.

“Kazumi, vamos a casa.” Rumi instó.

“Mm.” Al ver su cara pálida, Kazumi supo que Rumi estaba asustada. Ella no pudo evitar sentir lastima por ella y sostuvo su mano.


En un almacén de chatarra, el hombre gafas le preguntó a un hombre que llevaba abrigo negro: “Le has preguntado a ellos sobre quien los incitó a hacer esto?”

“Todos ellos han sido interrogados. Todos sus testimonios fueron consistentes. Además del tipo karateka, los otros solo eran punks (mocosos). Ellos dijeron que un hombre de mediana edad con traje, les dio dinero para que ellos se ocuparan de las dos chicas. En cuanto a la identidad del hombre, todavía tratamos de comprobar sus antecedentes.”

“Asegúrate de encontrar la identidad de ese hombre tan pronto como sea posible. Por otra parte, inmediatamente proporciona recursos adicionales para proteger a esas dos chicas, así como a la madre del Sr. Gennai. No debes dejar que ellos tengan algún accidente. Cuando sea necesario, puedes usar las armas.”

“Entiendo. Voy a notificar inmediatamente a la Sede por personal adicional…… ¿Que debería hacer con esos punks?.”

“Deshazte de todos ellos.”

“Si.”

 


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

7 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s