Awakening: Capítulo 12 y 13


Hola gente, primero que nada, ¡Feliz 16 de septiembre! Gracias al puente que nos dieron por la independencia, me dio tiempo para traducir dos capítulos, así que aquí tienen una doble dosis de Awakening ;).

Bueno, con esta doble dosis de capítulos ya van 6 extras más 2 de los 4 que he prometido, dando un total de 7 capítulos esta semana :D.

¡No se olvide de compartir el capitulo :B!

¡DISFRUTEN EL  DOBLE CAPÍTULO!


Capítulo 12: Noche

Ella se acercó, pero cuando todavía estaba a diez metros de distancia, Masashi se dio la vuelta.

“Oh, es Naoko-Sensei.”

“No esperaba que te escondieras aquí. Me hiciste buscarte por todas partes.”

“¿Buscándome? ¿Hay algo que necesites?.”

“¿Necesito alguna razón para buscarte?.”

Masashi rió. “¿Quieres intentarlo? Solamente atrapé a estos peces, tienen un sabor bastante bueno.” Él le entregó un pescado en un palo.

“¿Puedes realmente comer de esta manera?”

“Este es el estilo de playa más auténtico.” Él dio un mordisco

“¿Usted trajo alcohol?” Después de unos mordiscos, Masashi sacó una botella de alcohol.

“¿Cómo pudiste obtener carne y alcohol?”

Baijus chinos* eran como el día y la noche del sake japonés.

NT: Según Wikipedia, es un tipo de licor chino :v

“¿Dónde obtuviste el alcohol?”

“Los compré en el hotel. Sensei, ¿Quieres una copa?”

“Eso es por encima de tu limite. Todavía eres un estudiante de secundaria. ¿Cómo puedes beber? Y eso es espíritu.” Ella se había olvidado de la cena.

NT: Son ciertos tipos de licores, cervezas, vinos. En E.U.A por lo que leí, al alcohol se le llama espirits (espíritu).

Masashi rió. “Los estudiantes de secundaria de hoy en día no tienen mucho interés en beber más. ¿Sabes cuantos distritos están en actividades de luces rojas? Y cuantos venden fechas compensadas en Shibuya?.” *

NT: Shut up No le entendí mucho a esta parte, supongo a que se refiere como la venta ilegal de alcohol que ocurren en algunos lugares de Japón

Tokyo era una ciudad muy desarrollada y también muy fácil para que alguien se pierda.

“No te olvides que Yamamoto y sus amigos también son estudiantes de secundaria.”

Naoko no tuvo palabras para responder. “No todo el mundo es asi. Al menos, todavía hay muchas personas buenas en el mundo.”

“Lo que sea, basta de esto. Deberíamos disfrutar este increíble paisaje. Esta no es la escuela, tan solo pretende que no vistes esto.”

Quizá debido al alcohol, Masashi tuvo un impulso extraño cuando miró a Naoko. Él se maldijo por pensar en eso.

Naoko no lo detuvo y solo observó mientras él bebía.

“Sensei, ¿quiere probar algunos erizos de mar?”

“Uh, ok.”

Masashi abrió el erizo y vertió un poco de agua sobre ello.

“¿Solo asi? ¿No vas a cocinarlo?”

“Esta es la mejor manera. Pruébalo.”

Naoko lo intentó con un poco de vacilación. Al principio supo como un pescado, luego un increíble sabor llenó su boca.

Masashi sonrió. “¿Quieres más?.”

Naoko asintió levemente.

……………..

Los dos se acercaron a la zona de aguas poco profundas. Masashi le enseñó a atrapar peces. Naoko sintió como si hubiera vuelto a su infancia.

Después de la cena, los estudiantes salieron a las calles en grupos.

Masashi no tenia tales hábitos por lo que regresó a su habitación a entrenar. Sin embargo, alguien tocó su puerta.

“Sensei, ¿Qué pasó?”

“¿Puedes tomar un paseo conmigo?”

“Pero estoy durmiendo.” Masashi bostezó.

“Solo son las 7 PM. ¿Cómo puede un joven ser tan perezoso. Date prisa.”

“Pero yo realmente tengo sueño. ¿Puedo no ir?.”

“Bien, dejas caminar a una pobre chica por las calles oscuras. He escuchado que aparte de los ocasionales robos y asesinatos, la seguridad en Okinawa es bastante buena. Masashi, anda a dormir. No te culpare si ALGO (me) pasa.”

“Sensei, ¿puedes esperarme un poco? Necesito cambiarme.” Masashi suspiró.

“¿Para qué te vas a cambiar? ¿Estas yendo a dormirte no?.”

“Sensei, realmente estaré yendo a dormir si continuas así.”

Naoko rió en una sonrisa.

Los dos llegaron a la calle más concurrida.

“Parece que hay una actuación adelante. Vamos a echar un vistazo.” Naoko arrastró a Masashi.

Los artistas estaban cantando y bailando en ropas e instrumentos exóticos. El público también aplaudió con el ritmo de la música.

Naoko escuchó un poco y no pudo entender lo que estaban cantando. “¿Sabes lo que ellos están cantando?”

“Estan cantando en su dialecto local. Yo también no lo entiendo.

“Quiza esto es Uchina pop. Oí esto en los bailes tradicionales de Okinawa, pero esta es la primera vez que he visto uno.”

“Es Uchina pop. Los instrumentos de tres cuerdas son llamados Shamisen y ese tambor es llamado taiko.”

“¿Cómo sabes de esto?”

“Un amigo me dijo una vez.”

“¿Tú amigo es de Okinawa?”

“No, es de Hokkaido, pero le gusta viajar. Así que él ha visto estas actuaciones.

Naoko sintió que Masashi lucía un poco triste cuando menciono a este amigo.

“Vamos, te haré una taza de café.”

“Puedes conseguir una café en cualquier lugar. Deberíamos echar un vistazo a las tiendas de artesanías.”

 


 

 

Capítulo 13: Lata de refresco

Naoko entusiastamente acarició la muñeca después de salir de la tienda.

“¿Cómo es que no veo nada divertido a esta cosa?.”

“¿No sientes que se ve kawaii? Se parece a ti.”

“Estas bromeando. ¿Qué parte de mí se parece a eso?”

“¿No piensas que sus expresiones faciales son similares? Te ves igual a la muñeca cuando no ríes.”

Masashi nunca supo que las muñecas tenían expresiones.

Repentinamente, una figura paso corriendo seguido por un grito. ‘¡Un robo, ayuda!……’ Una mujer gorda estaba jadeando mientras corría.

“Masashi, ¿Qué deberíamos hacer?” Naoko lo miró con nerviosismo.

‘¿Qué tiene que ver esto conmigo?’ Suspiró cuando miró los ojos de ella y se acercó a la máquina expendedora.

“Préstamelo.” Él Agarró una lata de refresco sin abrir de una chica enfrente de la máquina, luego se la arrojó al ladrón.

El tipo cayó al suelo como un cerdo muerto, sin siquiera hacer un grito.

“Sensei, vamos.” Masashi agarró la mano de Naoko y silenciosamente se alejó.

“Pero ¿qué tal si esa persona tiene un arma? Esa mujer está en peligro.”

“El tipo esta fuera de combate.”

“¿De verdad?.”

Masashi asintió. A pesar de que era de noche, eso no fue un problema para él que había entrenado. Él apunto a la parte posterior de la cabeza del ladrón y debería estar noqueado durante dos o tres días. Las secuelas no eran su problema.

Cuando paso a lado de la chica, Masashi le lanzó una moneda de 100 yenes.

“Por tu soda.”

…………………..

Los maestros organizaron a los estudiantes para visitar varios lugares atractivos en Okinawa los siguientes dos días.

Masashi no tenía ningún interés en las calles o acuarios. Sin embargo, tendía a estar en lugares como Tamaudun, Shureimon, y Shuri Castle durante el mediodía.

“Masashi, ¿Qué pasa? ¿No te estas sintiendo bien?.” Naoko había estado prestándole atención cuando él estaba de pie distraído.

“Estoy bien.”

“¿Por qué están tus manos tan frías?” Ella tocó su frente.

Masashi sintió un poco de calor en su corazón.

“Estoy realmente bien. Gracias, Sensei.”

“Te acompañaré de vuelta al hotel. Deberías tomar un descanso.”

“No, vamos.”

Repentinamente, escucharon unas series de ladridos.

“Disculpe, es mi teléfono.” Masashi estuvo un poco avergonzado.

Naoko rió. Era la primera vez que vio este tipo de expresión de él.

“¿Es Hei?.”

“Si, shishou.”

“¿Qué es?.”

“Encontré a la persona.”

Masashi tomó un respiro. “¿Esta muerto?.”

“Si, Nagakawa Kyuujirou murió hace 5 años en su casa en Hokkaido.”

“¿Cómo murió?.”

“Ataque al corazón. Verificamos los registros del hospital, nada sospechoso.”

“Buenas personas no viven mucho tiempo.” Masashi sonrió amargamente.

ReiLi sabia el peso de los viejos amigos de su shishou.

“¿Él tiene familia?.”

“Dos hijos. Uno es un sheriff y otro es un manager en una pequeña empresa. Tiene Dos nietos y dos nietas aun en la escuela.”

“Ve si ellos tienen alguna dificultad. Ayúdalos si lo necesita. Dame su dirección más tarde, necesito visitar Hokkaido una vez.”

“Ok, shishou. Ten cuidado.”

Masashi se quedó en silencio después de colgar.

“¿Qué está mal?” Naoko sostuvo su mano.

“Estoy bien.”

“Está bien si no quieres decir nada. Solo quiero que sepas que hay personas quien se preocupan por ti.”

“Gracias Sensei. Por favor deja que los maestros sepan que voy a regresar al hotel.”

“Iré contigo.”

“No, es tu primera vez en Okinawa, deberías tener diversión.” Él se alejó sin esperar por una respuesta.

Naoko suspiró mientras miraba su espalda. “Baka, ¿Cómo puedo divertirme si no estás aquí?.”

………………………..

Los tres días de viaje terminaron rápidamente.

Durante el regreso, todo el mundo llevaba bolsas de recuerdos como un refugiado.

Masashi era el único que se fue por donde vino.

Cuando todo el mundo estaba hablando sobre su viaje, Naoko mantuvo sus ojos en Masashi. Él no sonrió después de tomar esa llamada.

‘¿Qué le habrá ocurrido?.’

De vuelta a la escuela. Naoko encontró a Masashi y le dio un trozo de papel e su mano y dijo en voz baja. “Si necesitas alguna ayuda o alguien con quien hablar, solo llámame. Es el número de mi casa.”

Masashi se detuvo y se dio cuenta de que ella estaba preocupada por el todo el tiempo.

“Gracias.” Él miró a esta mujer de amable corazón suavemente.

 

 


Anterior Capítulo | TOC | Siguiente Capítulo

Anuncios

12 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s