Dragón Egg — Volumen 8, Capítulo 389

Anterior |Índice| Siguiente


La elección de no reunirse

 

 

Me escondí detrás de la pared, giré mi cabeza y rápidamente volví a comprobar a Milia. No hay ninguna duda, no es otra persona que se le parece. Definitivamente es la misma persona.

 

‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐

[Milia Mileana]

Raza: Earth Huma
Estado: Normal
Lv: 17/70
HP: 64/64
MP: 76/76
Ataque: 36+8
Defensa: 47+12
Magia: 69+15
Agilidad 58

 

Equipamiento:

Mano: [Bastón de Hojalata de Sanación: D+]

Cuerpo: [Túnica de Mago Blanco: C-]

 

Habilidades Características:

[Lenguaje Grisha: Lv5] [Talento Mágico: Lv4]

 

Habilidades de Resistencia:

[Resistencia al Veneno: Lv4] [Resistencia a la Magia: Lv2] [Resistencia a la Confusión: Lv1]

Habilidades Normales:

[Descanso: Lv4] [Bola de Fuego: Lv4] [Bola de Agua: Lv2] [Amplio Descanso: Lv2] [Cuidado: Lv2] [Esfera de Fuego: Lv1] [Arcilla: Lv2] [Escudo de Arcilla: Lv1]

 

Habilidades de Título:
[Mago Blanco: Lv4] [Maestro de Monstruos: Lv2]

‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐

 

¿¡Wh-whooooouuuu!? Ha pasado bastante tiempo desde que la veo, pero ¿¡no está creciendo de una manera bastante sólida!?

 

Cuando la vi hace tiempo, era solo una aldeana que podía usar un poco de magia, pero al parecer ha subido su nivel bastante desde entonces.  También ha aprendido bastantes hechizos.

 

Milia me miró de repente, así que rápidamente me escondí.

 

Cuando estuve en la aldea de Milia, amenacé a los aldeanos después de matar a Gregory. Para ella, solo soy un dragón que se ha convertido en un monstruo tanto en cuerpo y mente a medida que he ido evolucionando. Sera mejor que nunca nos volvamos a ver. Así lo he decidido.

 

Vaya… oh, eso estuvo cerca. Estuve a punto de ser descubierto. Lo mejor sería que no me quedara de pie aquí, ¿no? Si me quedo mirando por tanto tiempo, solo me hará ver como alguien sospechoso, ¿no? Estoy humanizado, así que no podrá reconocerme.

 

—¿Qué estás haciendo…? (Volk)

 

Volk me mira con sospecha mientras me doy la vuelta y observa a Milia a la distancia. Alo hincha sus mejillas y me mira hacia arriba.

 

—Bueno, no… esto no es un asunto personal, o más bien… veras, esa espadachina rubia de ahí, fue invitada a la fiesta de la princesa… así que quería esa información… (Irushia)

 

Señalo con el dedo a la espadachina rubia que está conversando con Milia.

 

—Bueno, entonces, Meltia-san, voy a salir a comprar algunas cosas. (Milia)

 

—Hmm, estoy un paso delante de ti. (Meltia)

 

Milia le da una pequeña reverencia y camina hacia una calle completamente diferente. La espadachina observó su espalda, entonces hizo un gran estiramiento y comenzó a caminar en una dirección diferente a la de Milia.

 

Intenté seguir a Milia tan rápido como pude, pero mi pie fue atrapado por algo inesperado, perdiendo el equilibrio, por lo que me di la vuelta a ver. Envuelta alrededor de mi pierna había un hilo de araña.

 

—Gracias, Pesadilla. (Alo)

 

Alo intentó acariciar la cabeza de Pesadilla, pero esta la evitó. Aparentemente, Pesadilla lo hizo por petición de Alo.

 

Oh, no escucha lo que yo digo, pero si escucha a Alo…

 

—Bueno, estamos en la ciudad, así que no puedes usar esta clase de habilidades en medio de la calle… (Irushia)

 

—Si quieres saber más sobre la fiesta, deberías hablar con esa hermana mayor. —Alo señaló con el dedo a la mujer espadachín.

 

—Eh… ah, no, ella sigue siendo, ya sabes… diferente, supongo. (Irushia)

 

Esa mujer fue invitada a la fiesta de la princesa, lo que me molesta un poco… pero, en cuanto a mí, comparada con Milia, hay una diferencia en prioridades como si fuera entre el cielo y la tierra.

 

—¡Ryujin-sama! (Alo)

 

No, no. Quiero decir, es personal, pero es algo importante para mí. No, de verdad.

 

Bueno… no tiene sentido ir tras ella, ¿verdad? Incluso si hablo con ella, desde el punto de vista de Milia, yo soy alguien que nunca ha visto antes. Inclusive si ella puede entender mi verdadera identidad, no creo que las cosas salgan bien.

 

—¿Qué vamos a hacer? Si la conoces, puedo llevarme a estas dos y tomar acciones diferentes. (Volk)

 

Cuando Volk dice eso, Alo se vuelve hacia él.

 

No lo hagas Alo, ese tipo suele ser fuerte.

 

—Quiero decir, Volk… no es algo tan importante… (Irushia)

 

—En realidad eres un poco torpe, ¿verdad, señor? (Volk)

 

—No, no… lo siento. (Irushia)

 

No puedo evitar tener una fuerte impresión por ser la primera vez que nos vemos desde hace tanto.

 

—Y… me alegro de que te importe ello, pero está bien. Esa chica y yo… no deberíamos volver a vernos. Está bien, Alo, no tengo asuntos personales. (Irushia)

 

Acaricio la cabeza de Alo mientras se acerca a mí con un puchero en su cara. Me mira fijamente a la cara, pero finalmente cerró sus ojos y me abrazó la cintura.

 

—Lo entendí un poco mal… y salté a conclusiones precipitadas, lo siento… (Alo)

 

Es irónico, ¿no? Finalmente he dominado el [Arte de Humanización] hasta el punto de poder hablar cómodamente, y ahora ni siquiera puedo encontrarme con ella cara a cara. Pero me alegro de haber visto su cara. No tengo ni idea de por qué estabas aquí, pero…

 

Levanté mi cara, y veo a Milia caminando a lo lejos. Esta podría ser la última vez que la vea.

 

Gracias, Milia, y lo siento. Me pregunto si todavía me guardas rencor.

 

—Lo siento… pero, tengo prisa, ¿podrías apartarte del camino? (Milia)

 

—Vamos, ¿cuál es el problema? Quiero decir, el gran Thermal-sama te ha invitado a salir, ¿verdad? Este es un gran honor, ¿sabes? ¡Felicidades! (Thermal)

 

Cuando volví a ver a Milia, se había enredado con un tipo extraño. O más bien, era de muy mala calidad.

 

Su cabello era un poco largo para un hombre, y este le llegaba hasta el punto en el que le colgaba del hombro. Los colores esmeralda y gris estaban mezclados en el. Su nariz era alta y sus ojos eran grandes con largas pestañas, lo que pudo haber hecho que su cara se viera un poco joven. Era ridículamente guapo, aunque su cara era un poco infantil.

 

Me pregunto por qué. Me siento increíblemente molesto cuando lo miro.

 

—¡Lo siento mucho, pero Meltia-san se enojará conmigo! (Milia)

 

El hombre agarra con fuerza la muñeca de Milia, mientras ella intenta correr por el costado. Milia luchó, pero sus manos no se movieron.

 

—Sí, te tengo. (Thermal)

 

Oh, eso es exagerado…

 

Cuando pensé que debería detenerlo, aunque ya no debería estar involucrado con Milia, su cuerpo de repente se estremeció y dejó de moverse.

 

¿M-Milia…?

 

‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐

[Milia Mileana]

Raza: Earth Huma
Estado: Veneno (Grande), parálisis, desmayada
Lv: 17/70
HP: 35/64
MP: 76/76
‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐

 

¿¡Oh, esta envenenada!? ¿Cuándo pasó? No pude verlo en absoluto. ¿En que estaba pensando?

 

—Oye, ¿qué pasa? ¿Estás bien? ¿Estarás enferma o maldita por casualidad? Oye, déjame llevarte a un lugar donde puedas descansar, ¿de acuerdo? (Thermal)

 

Pateé el suelo y me dirigí hacia ellos dos. Ese desgraciado cruzo la línea. No estaré satisfecho hasta darle un puñetazo en la cara.


Rachidor: Nada como un buen idiota a quien golpear para romper una promesa a si mismo, en el capitulo 7 se puede ver el estado inicial de Milia, así se puede ver cuanto se ha esforzado en el corto o largo tiempo desde nuestra perspectiva, en el próximo capitulo se viene la pelea callejera.

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
AstraslZer0
AstraslZer0
hace 3 meses

Defiende a tu amiga

Engar
Engar
hace 3 meses

¡Dale con la silla!

Alejandro Rios
Alejandro Rios
hace 24 dias

Jajaj esas reacciones del prota, haber que pasa, en algún momento Milia lo reconocerá, probablemente cuando la proteja en forma dragón

3
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x